El estilo vintage aplicado a la decoración del hogar supone una aportación emocional a la propia creación del interiorismo en la vivienda. A través de este estilo buscamos conectar con el pasado y crear una ambientación especial, tierna y entrañable a través del mobiliario y su impronta. El estilo vintage se plasma tanto en el mobiliario como en las piezas decorativas complementarias, desde iluminación, cuadros, alfombras o detalles decorativos, siempre buscando la originalidad y crear espacios únicos.

El estilo vintage busca recrear a través del mobiliario y la decoración, esos ambientes de las viviendas de épocas pasadas con su encanto especial y la recuperación de piezas como las vitrinas o aparadores de hace décadas, las sillas de materiales nobles como la madera o el metal, los cabezales tapizados rematados con tachuelas, las consolas retro en recibidores o los detalles en la decoración como un marco barroco en un cuadro moderno o el diseño de siglos pasados en las lámparas del hogar. Son ejemplos de detalles que pueden recrear ese ambiente vintage a través del mobiliario o la decoración en el hogar. Además podemos afirmar que los muebles de estilo vintage son piezas duraderas, atemporales y sostenibles.

El estilo vintage llegó para quedarse... pero ¿acaso se había ido en algún momento?. Muebles recuperados o mobiliario nuevo siguiendo los cánones de diseño y fabricación artesanal para obtener piezas únicas entre el ayer y el mañana.